La economía del deporte (retransmisión del episodio 388)

¿Qué pasa si decenas de millones de atletas de fantasía de repente pueden apostar dinero real en juegos reales? Lo averiguaremos en un momento. Una decisión reciente de la Corte Suprema allanó el camino para desenterrar un estimado de $ 300 mil millones en apuestas deportivas en el mercado negro. Clasificamos a los ganadores y perdedores.

L.y suscríbete a nuestro podcast en Podcasts de Apple, Grapadorao en otra parte. A continuación se muestra una transcripción del episodio, editada para facilitar la lectura. Para obtener más información sobre las personas y las ideas del episodio, consulte los enlaces al final de esta publicación.

* * *

Antes de comenzar, esta semana marca el debut de Gente a la que (en su mayoría) admiro, el nuevo podcast de mi parte Freakonomics Amigo y coguionista Steve Levitt. Regístrese ahora dondequiera que obtenga sus podcasts. El primer episodio sale a las 11 p.m. Hora del Este el viernes 21 de agosto. De hecho, vamos a ser los primeros cuatro episodios del nuevo programa de Levitt aquí en el Radio Freakonomics alimentar cada dos viernes por la noche. Sin embargo, le recomendamos que se registre Gente a la que (en su mayoría) admiro en su aplicación de podcast favorita. De esta manera, seguro que nunca te perderás un episodio.

Y ahora les mostramos un episodio sobre la economía del juego que publicamos por primera vez el año pasado. Te acuerdas de hacer ejercicio, ¿verdad? Ya en marzo, cuando se produjo la pandemia de Covid-19, la industria del deporte se oscureció, incluidas las ligas profesionales March Madness y los Juegos Olímpicos de verano. En su ausencia, los deportes electrónicos continuaron creciendo, junto con los juegos de azar en los deportes electrónicos. Y ahora, El deporte en vivo está regresando a la televisión, pero sin fanáticos en vivo.

Esta es una buena noticia no solo para las personas que disfrutan viendo deportes, sino también para quienes disfrutan apostando. La demanda acumulada de oportunidades de apuestas, junto con el hecho de que las apuestas en línea son una actividad muy favorable a las pandemias, significa que la industria de las apuestas deportivas, que parecía estar en muy buena forma el año pasado cuando informamos este episodio, ahora se dirige a un éxito de taquilla. Territorio. Aquí está nuestra mirada al pasado, presente y futuro del juego. Espero que te guste.

* * *

Stephen DUBNER: Tengo entendido que es posible que seas el jugador con más trayectoria en la historia de los deportes de fantasía, el jugador con más trayectoria sin parar. ¿Es eso cierto?

Peter GETHERS: Quizás no. “Sin duda. Absolutamente. Porque estaba en el Liga de asadores, dijo uno de los fundadores de los deportes de fantasía. Nadie de esta liga sigue jugando. Todavía estoy en la liga original. Todos fueron reemplazados. No hay duda. Soy el atleta de fantasía más longevo del planeta Tierra.

Este es Peter Gethers.

GETHERS: Hago cosas diferentes.

La mayoría de estas “cosas diferentes” involucran palabras.

GETHERS: Soy escritor y escritor de no ficción, guionista, escritor y productor de televisión, dramaturgo y editor y editor del Knopf Publishing Group en Penguin Random House.

En 1980, Gethers era parte de una pandilla de otras personas que trabajaban con palabras:

GETHERS: Lee Eisenbergquien era editor en jefe de en ese momento don. Un par de personas en Deportes Ilustrados:: Rob Fleder;; Harry SteinEscribí para en ese momento Los New York Times. Había una mujer, Valerie Salembier, que era editora de revistas.

Su cabecilla era el editor de revistas y escritor Dan Okrent.

GETHERS: Dan jugó una versión muy casual en la universidad y luego dijo: “Espera, eso sería muy divertido”. Está destinado a personas que quieren ser dueños de un equipo de béisbol pero que no son lo suficientemente ricos para poseer un equipo de béisbol. Estar en esos dias George Steinbrenner sin el dinero de George Steinbrenner, pensó en ello.

Steinbrenner era el dueño autocrático de los Yankees de Nueva York. Puede que lo conozcas mejor por la versión parodia de Su campo.

Larry DAVID: George Steinbrenner aquí. Quiero hablar de George Costanza. Tengo entendido que dividió su tiempo entre tú y nosotros. No puedo tener eso.

DUBNER: Está bien. Para alguien que no esté familiarizado por completo con los deportes de fantasía y tal vez no sepa nada de deportes, solo dame una descripción muy agradable del béisbol de fantasía en el ascensor, cómo funcionaba.

GETHERS: Así que apueste cualquier cantidad de dinero que funcione; en la liga en la que juego, la entrada inicial es de $ 260 y tiene que armar una lista de equipo, como los Yankees o los Mets o los Dodgers o Kansas. City Royals con un presupuesto de $ 260. En mi liga subastamos esto, así que si pujas $ 8 por un jugador, tienes que pagar $ 252 por el resto de tus jugadores. Y lo que hace el jugador que tienes cada día entra en tus estadísticas y es acumulativo. Y al final del año, el equipo con mejores estadísticas gana el banderín.

Hubo muchos juegos anteriores que recrearon el béisbol y otros deportes: juegos de dados, juegos de mesa e incluso juegos con estadísticas. Pero Gethers dice que esta liga dio origen a los deportes de fantasía como los conocemos.

GETHERS: Es bastante definitivo.

La Rotisserie League recibió su nombre del restaurante donde los fundadores solían almorzar. Gethers no debe ser un miembro original.

GETHERS: Me llamaron porque había alguien que tenía un equipo que decidió que no podía pagar la tarifa de entrada inicial de $ 250.

DUBNER: Oh, eras un jugador de ligas menores convocado.

GETHERS: Exactamente. Y tampoco podía pagar la tarifa de $ 250, así que la compartí con un tipo llamado Glen Wagoner. Y nos hicimos socios y ganamos el primer año.

DUBNER: ¿Cuánto ganó entonces?

GETHERS: Ganamos cerca de $ 3,000.

DUBNER: ¿Se consideraba eso un juego de azar en ese entonces, sabes?

GETHERS: ¿Ustedes chicos del I.R.S. ¿Escucha?

DUBNER: Todavía no. Les enviaremos la cinta tan pronto como hayamos terminado.

GETHERS: Está bien. Entonces no. Si no es del I.R.S. – Sí, por supuesto que es un juego. Todo fue hecho para jugar.

Gethers sigue siendo un gran fanático de los juegos deportivos hasta el día de hoy.

GETHERS: El fin de semana de March Madness Final Four, fui a Las Vegas con el mismo grupo de personas durante los últimos 35 años. Y jugamos 48 horas sin descanso. Y me gusta tanto jugar que no me importa si gano o pierdo. No puedo pensar en nada que me guste tanto.

La Rotisserie Baseball League con sede en Manhattan, formada por las élites de los medios de Manhattan, rápidamente ganó atención.

GETHERS: Fuimos invitados a Programa de hoy y hablamos sobre cómo funcionó y qué hicimos. Y entonces – Bryant Gumbel fue el anfitrión de Programa de hoy luego, comenzó una liga y luego realmente comenzó a despegar.

¿Cuánto pescó? Hoy en día, alrededor de 60 millones de personas en los Estados Unidos y Canadá practican deportes de fantasía. India tiene 100 millones de jugadores, siendo el cricket el deporte más popular. El fútbol es el deporte más popular aquí. Pero también puedes jugar al béisbol de fantasía, baloncesto, hockey, fútbol, ​​ciclismo, tenis, golf, deportes electrónicos. Estos 60 millones de personas juegan por diversión, juegan con orgullo y juegan por dinero. Solo en los EE. UU., Los ingresos de fantasía son de alrededor de $ 8 mil millones por año.

DUBNER: Como sabe, los deportes de fantasía se han convertido en un gran negocio.

GETHERS: Sí.

DUBNER: ¿Qué tamaño tiene su villa toscana como autor?

GETHERS: Tiene aproximadamente el tamaño de una pequeña habitación de hotel Days Inn. No, ¿qué pasó aquí? Nosotros inventamos esta cosa. Lo hicimos por diversión. Realmente nunca se nos ocurrió que muchas otras personas harían lo mismo. Aunque casi todos en la liga eran personas cuya vida y trabajo consistía en observar y capitalizar las tendencias culturales. Nunca se nos pasó por la cabeza y lo hicimos antes que las computadoras. Cuando todo se puso en línea, todo cambió.

Sí, todo ha cambiado con la revolución informática, como estamos a punto de escuchar. Pero la propia industria del deporte también se ha disparado en las décadas transcurridas desde que comenzó la Rotisserie League. ¿Cuánto de esa explosión fue impulsada por la industria de los deportes de fantasía? Es difícil de decir; ciertamente, hace que los juegos sean más relevantes para más personas. Si crees que Peter Gethers y sus amigos ni siquiera obtuvieron una pequeña porción de la bonanza de los deportes de fantasía, solo espera. se pone mucho peor porque las grandes empresas de deportes de fantasía recibieron recientemente el obsequio de toda una vida, cortesía de la Corte Suprema de los Estados Unidos:

C.N.N.: Breaking News, la Corte Suprema levantó la prohibición federal de apuestas deportivas esta mañana.

Así es: ya no es competencia de los casinos en algunas ubicaciones seleccionadas. Las apuestas deportivas legalizadas, en eventos deportivos reales, están llegando a Estados Unidos.

Jason ROBINS: Hemos visto cientos y cientos de millones de dólares en apuestas desde el lanzamiento y parece que aumentan mes a mes.

* * *

En 1980, el mismo año en que Peter Gethers y sus amigos de los medios de Manhattan crearon deportes de fantasía modernos, un niño llamado Jason Robins nació físicamente.

ROBINS: Me interesan los deportes desde muy joven. Mis padres eran grandes fanáticos de los deportes. Mi padre y mi madre practicaban deportes activamente. Lo primero que recuerdo fue E.S.P.N. A medida que crecí y me interesé más en los números y otras cosas, y al mismo tiempo, descubrí que no me estaba yendo tan bien en el campo real o en la cancha o lo que sea, todavía había puntajes de caja en ese momento. Los periódicos y yo jugábamos con mis padres a que me cuestionaran después de leer los puntajes de boxeo y yo intentaba recordar cada pequeño detalle.

Si Robins hubiera sido contemporáneo de Peter Gethers, podría haber sido un candidato para la Rotisserie League. Pero ese fue un momento diferente.

ROBINS: Y cuando los deportes de fantasía comenzaron en Internet a finales de los 90, principios de los 2000, fue un amor instantáneo para mí.

Los inicios de los deportes de fantasía coincidieron con el advenimiento del boom de las puntocom.

ROBINS: Hubo muchas nuevas empresas, empresas como MyFantasyLeagues, SportsLine, C.B.S. finalmente comprado. Hubo algún tipo de empresa conjunta entre C.N.N. y Deportes Ilustrados. Solo probé cada uno de ellos.

Mientras estudiaba en Duke, Robins tenía más de 100 equipos de fantasía en varios deportes. Estudió economía e informática con la idea de convertirse en emprendedor tecnológico. Pero su graduación coincidió con el estallido de la burbuja de las puntocom. Así que en vez:

ROBINS: Estuve en una empresa estadounidense durante casi una década..

Practicar deportes de fantasía ayudó a aliviar el dolor de no tener una startup propia. Robins tenía dos empleados, Paul Liberman y Matt Kalish, que también trabajaban en deportes de fantasía y querían comenzar su propia empresa.

ROBINS: Matt me sentó un día y me dijo: “Tengo una idea interesante que te gustará”. Entonces me dijo que la base de alto nivel para DraftKings.

La base de alto nivel de DraftKings era la siguiente: a millones de personas ya les encantaba jugar deportes de fantasía en línea. Pero la mayoría de las competiciones tenían un calendario muy largo, por ejemplo, una temporada completa de béisbol o fútbol. ¿Y si pudieras armar un nuevo equipo de fantasía todos los días? Deporte de fantasía diario: ¿qué tan divertido sería eso? ¿Y qué tan lucrativo?

ROBINS: Me fui a casa y no pude dejar de pensar en eso esa noche. Luego, pasamos los siguientes seis meses jugando y averiguando cómo hacer que despegara.

Otras personas ya estaban trabajando en deportes de fantasía diarios, sobre todo en una empresa llamada FanDuel. Pero Robins y sus amigos pensaron que podrían hacerlo mejor. Así que organizaron reuniones con posibles inversores. Muchas reuniones.

ROBINS: Oh, quiero decir al menos 50, quizás más cerca de 100, y algunos de ellos fueron brutales. Quiero decir, nos llevaban a la segunda, tercera y cuarta reuniones donde decían: “Está bien, van a llegar allí, van a llegar”, y luego simplemente no pudimos llegar.

Un problema era que Robins y los otros dos todavía tenían sus trabajos diarios.

ROBINS: Todos me dijeron que es un pecado intentar recaudar fondos. El inversor dice: “Si no crees en la idea lo suficiente como para hacerla a tiempo completo, ¿por qué debería creer en ella lo suficiente? poner mucho dinero? “Eso es justo, pero hay limitaciones naturales. Quiero decir, ninguno de los dos venía de un entorno adinerado y usamos el poco dinero que ahorramos para financiar el negocio. Finalmente encontramos una manera de hacerlo”. Dígale a un inversionista que tenemos el deber de renunciar dentro de un cierto período de tiempo, siempre que haya invertido dinero y eso haya funcionado.

¿Qué ventaja comparativa tenían los fundadores de DraftKings?

ROBINS: Realmente habíamos sido capacitados en negocios y áreas (análisis tecnológico y marketing) que creíamos que eran fundamentales para construir la mejor trampa para ratones en los deportes de fantasía cotidianos.

Tu ratonera funcionó.

T. V. AD: Porque DraftKings.com combina deportes de fantasía de un día con dinero en efectivo que le cambiará la vida.

DraftKings se fundó en 2012 con Robins como C.E.O. comenzó y rápidamente atrajo a muchos usuarios. ¿Tus números hoy?

ROBINS: Tenemos más de 11 millones de usuarios registrados al sur de 12 millones que juegan una combinación de juegos gratuitos y pagos. En términos de participación de mercado, hacemos la fantasía de asumir que representamos alrededor del 60 por ciento del mercado.

Con tantos usuarios, hay muchos juegos, torneos y apuestas importantes.

ROBINS: En algunos de estos juegos en los que tienes decenas de miles de participantes, puede haber premios en el rango de $ 100,000 o incluso más de $ 1 millón si terminas primero.

DUBNER: ¿Y qué corte tomó DraftKings históricamente?

ROBINS: Tomaremos alrededor del 10 por ciento.

Ahora quizás se esté preguntando: ¿Era legal todo este juego, deporte de fantasía pero dinero real? La respuesta corta: de alguna manera. Para obtener una respuesta más larga, debemos analizar la legalidad de las apuestas en eventos deportivos reales. En 1992, el gobierno de los Estados Unidos aprobó una ley que prohíbe a los estados legalizar las apuestas deportivas. Cuatro estados tenían derechos adquiridos en Nevada, Oregon, Delaware y Montana, pero las apuestas en eventos deportivos reales eran explícitamente ilegales en todas partes. Esto, por supuesto, no significaba que la gente de estos estados no hubiera apostado por los deportes.

Victor MATHESON: Estados Unidos puede gastar hasta $ 300 mil millones cada año.

Este es Victor Matheson, economista deportivo de Holy Cross.

MATHESON: La gente debajo de la mesa lo aprecia.

“Debajo de la mesa” significa en el mercado negro con corredores de apuestas aficionados o profesionales.

MATHESON: Para un economista, “mercado negro” no significa “cosas malas”. El mercado negro para un economista simplemente significa que esto no se registra y que el gobierno lo desconoce. Cuando les pregunto a mis alumnos, ¿qué tipo de actividades del mercado negro existen? Ellos me dirán, “Drogas, prostitución, juegos de azar, armas corriendo” y yo regreso enseguida y les diré, “Oh sí – y cuidando niños y cortando el césped”.

Como muchas empresas nacidas en Internet, el deporte de fantasía ha caído ahora en una zona gris: no regulado, pero tampoco del todo ilegal. A medida que crecía, fue objeto de escrutinio, incluido un cargo de corrupción de alto perfil. En 2015 Los New York Times publicó una sinopsis de un empleado de DraftKings que ganó 350.000 dólares en FanDuel, el principal sitio de fantasía rival, supuestamente utilizando información privilegiada. Jason Robins niega esta cuenta.

ROBINS: Entonces, lo que realmente sucedió fue que este empleado estaba enviando de forma segura algunos datos que contenían selecciones en nuestra plataforma para juegos posteriores. Y estos juegos posteriores aún no estaban bloqueados en nuestra plataforma, sino en FanDuel. FanDuel en realidad tenía una configuración diferente en la que no se podía ingresar jugadores en juegos posteriores y luego cambiarlos en juegos anteriores. Tuvieron que seleccionarlos todos desde cero. Es posible que esta información ni siquiera haya beneficiado a este empleado, y mucho menos el hecho de que FanDuel publicó la información de selección general que había publicado porque están bloqueando su información. Así que fue una especie de historia inventada. Desafortunadamente, los medios de comunicación ya estaban preocupados por la historia, llamándola iniciada.

DraftKings respondió, entre otras cosas, prohibiendo a todos los empleados practicar deportes de fantasía.

ROBINS: Para nosotros era el momento de controlar los daños y eso llevó a que los reguladores gubernamentales comenzaran a involucrarse con nosotros.

Los reguladores entraron en sitios web de deportes de fantasía porque lo que estaban haciendo se parecía mucho a apostar en una inspección más cercana.

ROBINS: La forma en que se determina que algo es un juego en la mayoría de los estados debe cumplir con los tres criterios. Debe haber algo a cambio, lo que significa que se está pagando algo valioso por la entrada.

Casilla número uno: activada.

ROBINS: Tiene que haber premios, lo que significa que cuando ganas, sale algo valioso.

Campo número dos: activado.

ROBINS: Y luego tiene que haber una oportunidad, y si es una oportunidad o una habilidad tiene que definirse a nivel estatal.

La cuestión de si practicar deportes de fantasía era un acto de habilidad o de azar se convirtió en una cuestión muy importante para DraftKings y su mayor rival, FanDuel.

ROBINS: Hubo una rivalidad bastante intensa en los primeros años y, por supuesto, ahora hay un elemento de ella. Pero cuando fuimos atacados por fiscales generales en un puñado de estados, tuvimos que unirnos en la política política y gubernamental. Hemos estado trabajando en esto desde principios de 2015.

DraftKings y FanDuel fueron vistos como una fusión.

ROBINS: La razón por la que intentamos unirnos es porque ambas empresas pensaron que podían unir fuerzas y trabajar juntas con éxito, y la razón por la que no sucedió fue porque el gobierno lo bloqueó.

La Comisión Federal de Comercio bloqueó una fusión entre DraftKings y FanDuel con el argumento de que la nueva empresa “controlaría más del 90 por ciento del mercado estadounidense de competiciones deportivas de fantasía diarias pagadas”. Las empresas permanecieron separadas. FanDuel fue adquirido por PaddyPowerBetfair. esto ahora se conoce como aleteo. Es Una empresa de juegos de azar con sede en Inglaterra e Irlanda donde, a diferencia de EE. UU., El juego directo ha sido legal durante décadas. Y DraftKings siguió siendo un operador independiente. Aún así, la gran pregunta seguía siendo: ¿eran legales las apuestas deportivas de fantasía en los EE. UU., Donde tiene su sede DraftKings? Como explicó Jason Robins, la respuesta dependería de si fue un acto de habilidad o de casualidad.

Peko HOSOI: Entonces el papel Escribimos: “La suerte y la ley: cuantificación del azar en los deportes de fantasía y otras competiciones”.

Este es Peko Hosoi.

HOSOI: Soy profesor de ingeniería mecánica en el M.I.T.

Hosoi también es codirector del M.I.T. Laboratorio deportivo.

HOSOI: Por lo tanto, estamos reuniendo a estudiantes y profesores con equipos profesionales y socios de la industria para estudiar cuántos datos provienen de los deportes en la actualidad.

En 2015, Hosoi recibió una llamada de FanDuel.

HOSOI: Nos preguntaron si podían darnos su conjunto de datos completo, si podíamos decirles si estos concursos eran concursos de habilidades o concursos aleatorios.

Ahora, cuando escuche acerca de una empresa que pide a los investigadores académicos que analicen sus datos cuando el resultado de ese análisis podría tener un gran impacto comercial o legal en esa empresa, es posible que sea un poco escéptico. Entonces, esto es lo primero que Hosoi dijo que le dijo a FanDuel cuando le pidieron que respondiera la pregunta de habilidad y suerte:

HOSOI: Les dije, “Esa es una gran pregunta. Más que feliz de cuidarlo. “Y también les dije que publicaríamos los resultados independientemente del resultado. Y ellos dijeron: “Está bien”. Entonces dije: “Genial, envíanos los datos”.

Con algunos años de datos de FanDuel, Hosoi y sus colegas se propusieron analizar el papel de la habilidad y la suerte. Asique como haces eso

HOSOI: Tienes que pensar en la habilidad y la suerte como un espectro y preguntar, “¿Dónde encajan estas actividades en el espectro?” Nada es pura suerte o pura habilidad. Como cuando conduces al trabajo, se trata principalmente de destreza, pero también has tenido suerte de no encontrarte con nadie.

Ella y sus colegas utilizaron un modelo que comparaba la participación en las ganancias de los jugadores de fantasía en la primera mitad de una serie de competiciones con su participación en las ganancias en la segunda mitad.

HOSOI: Si lanza monedas, en promedio, una persona gana la mitad de sus juegos en la primera mitad y la mitad de sus juegos en la segunda mitad. Si se trata de una partida de ajedrez en la que, por ejemplo, un gran maestro de ajedrez juega contra un novato, es probable que ganes todas las partidas.

Ha aplicado el mismo pensamiento a los datos de deportes de fantasía.

HOSOI: Así que lo dividimos en béisbol de fantasía, hockey de fantasía, baloncesto de fantasía y fútbol de fantasía. Y si está tratando de explicarle a un fiscal general dónde los deportes de fantasía caen en el espectro, por ejemplo, tiene que darles algo con lo que compararlos, ¿verdad? El número que les damos no significa nada en sí mismo. Así que lo comparamos con el béisbol, el hockey, el baloncesto y el fútbol reales.

Y para agregar otro contexto:

HOSOI: También incluimos carreras de ciclismo, lanzamiento de monedas y el mercado de valores. Ponemos todos estos en un espectro para ver dónde se han unido los deportes de fantasía.

¿Y qué encontraron?

HOSOI: Así que imagina un espectro donde cero es pura suerte y uno es pura habilidad. El lanzamiento de la moneda fue cero. Lo que es bueno. Entonces: cheque. El algoritmo lo hace bien. El siguiente punto en el feliz final del espectro fue el mercado de valores. Así que eso fue aproximadamente un tercio del camino hacia arriba.

Ahora voy al extremo de la habilidad del espectro. El extremo superior del espectro de competencias es el ciclismo. Lo cual, a su vez, tiene sentido porque si eres rápido, eres rápido. ¿Correcto? A veces tienes mala suerte en una carrera de bicicletas. Pero en su mayor parte, quien use más fuerza ganará.

Ahora llegamos a la parte interesante del espectro, que está entre 0,6 y 0,9. El baloncesto recompensa más las habilidades y el hockey menos. Porque el baloncesto tiene una gran cantidad de oportunidades de gol en cada partido y una gran cantidad de partidos en la temporada. Eso significa que un golpe de suerte no es muy importante en el baloncesto. Mientras que un golpe de suerte puede ser de gran ayuda en el hockey. Y el fútbol y el béisbol están en algún punto intermedio.

¿Y qué hay de las versiones de deportes de fantasía de esos deportes reales?

HOSOI: Los deportes de fantasía están estrechamente relacionados con los deportes reales.

Eso significa: sí, se trata de un poco de suerte. pero también mucha habilidad, que varía según el deporte.

HOSOI: Lo cual no es particularmente sorprendente porque cuanto más se encuentra en el espectro, más fácil es predecir el resultado. Y cuando es fácil predecir el resultado, es más fácil elegir jugadores en tu alineación de fantasía.

Hosoi presentó su análisis como parte de una declaración jurada a la Corte Suprema de Nueva York, uno de varios estados que ha cuestionado la legalidad de Daily Fantasy Sports (D.F.S.). “Mi análisis de los datos de FanDuel”, escribió, “muestra claramente que las competencias de FanDuels DFS son juegos de habilidad. Poco después, los legisladores del estado de Nueva York legalizaron los deportes de fantasía diarios. Muchos otros estados también permitieron que FanDuel y DraftKings continuaran. El hallazgo de habilidad fue obviamente una buena noticia para estas empresas, aunque algunos críticos lo usaron en su contra, argumentando que era injusto que las personas que son mejores en estadísticas tengan más probabilidades de ganar en deportes de fantasía. Peko Hosoi dice que este problema es un tiene una solución bastante simple.

HOSOI: Entonces, # 1: Aprenda algunas estadísticas. Hay muchas formas de hacerlo bien en los deportes de fantasía. Y mi primera recomendación sería no jugar torneos, sino algo así como 50/50. Con un 50/50, todos pagan la misma cantidad y el 50 por ciento de los que terminan entre los mejores dobla su dinero y el 50 por ciento de los que terminan menos lo pierde.

Un estudio de béisbol de fantasía mostró que más del 90 por ciento de las ganancias fueron para poco más del 1 por ciento de los jugadores.

ROBINS: Bueno, a la gente no le gusta informar que el mismo grupo hace todo el juego.

Nuevamente Jason Robins de DraftKings.

ROBINS: Así que es un juego de habilidad, y las personas mejor entrenadas compiten entre sí en diferentes niveles. Si juego al golf, tal vez pueda participar en mi torneo amateur. No participo en los Masters. Pero la gran mayoría de los premios de golf también los gana un pequeño grupo de personas. Pero eso no significa que tengas que enfrentarlos. Por lo tanto, hay diferentes premios en diferentes áreas en las que cada jugador puede jugar. Las personas que juegan por grandes sumas también apuestan grandes sumas. Estas personas generalmente juegan con otros jugadores que son similares a ellos.

DraftKings y FanDuel ganaron claramente el litigio diario de deportes de fantasía. Pero, ¿qué pasaría si las apuestas deportivas de fantasía fueran solo un cazador para obtener una ganancia mucho mayor? Recuerde, no hace mucho tiempo, la Corte Suprema de EE. UU. Allanó el camino para que los estados legalizaran las apuestas deportivas regulares. Y DraftKings estaba perfectamente posicionado para crear una aplicación de apuestas deportivas para esas apuestas.

ROBINS: Ahora mismo solo está en [New] Jersey, online y móvil.

Pero Nueva Jersey no estará sola por mucho tiempo.

ROBINS: Creo que este año se aprobarán varias leyes y creo que 2020 Va a ser un gran año para varios estados nuevos.

Desde que entrevistamos a Robins, DraftKings ha lanzado apuestas deportivas online Colorado, Indiana, Iowa, New Hampshire, Pensilvania y Virginia Occidental. ¿Cuánto dinero ya fluyó a través de la aplicación DraftKings en Nueva Jersey?

ROBINS: Hemos visto cientos y cientos de millones de dólares en apuestas desde el lanzamiento, y parece que aumentan mes a mes.

DUBNER: ¿Qué será más grande como centro de ingresos para DraftKings en el futuro: apuestas deportivas directas o deportes de fantasía?

ROBINS: Definitivamente serán apuestas deportivas. Incluso en este corto tiempo y en Jersey, ya se ha convertido en una parte integral de nuestro negocio. Mucho más que los igualmente grandes ingresos de fantasía del cliente del mercado de Jersey.

DUBNER: ¿Estaba la posibilidad de legalizar el juego en el horizonte desde el principio? ¿El plan a largo plazo se basó en esta posibilidad?

ROBINS: Por supuesto. Así que pensamos que había un mercado amplio en los EE. UU. Para las personas que durante años se han limitado al mercado negro para todo tipo de actividades: las apuestas deportivas son una de ellas, y la audiencia que creíamos era durante el online Se ha confirmado actividad. El boom del póquer a principios de la década de 2000. Entonces dijimos: “Mira, mientras tanto, y tal vez por un tiempo, la forma en que les sirves será deportes de fantasía”. Pero todos teníamos la creencia a largo plazo de que otras formas de apuestas deportivas y juegos que no estaban legalizadas en ese momento pero que eran muy comunes en otros países se legalizarían aquí, y en realidad sucedió mucho más rápido de lo que pensábamos. Pero eso siempre fue parte del pensamiento a largo plazo.

* * *

El economista de la Santa Cruz, Victor Matheson, a quien conocimos antes, es una doble amenaza. No solo estudia economía del deporte:

MATHESON: También me dedico a la economía del juego. Investigué mucho sobre loterías y otros tipos de juegos. El deporte es, por supuesto, lo que me conviene.

DUBNER: Así que el deporte se remonta prácticamente al comienzo de la civilización humana. ¿Y los juegos deportivos?

MATHESON: Sí. Los deportes organizados más antiguos en los que tenemos una buena cita son los Juegos Olímpicos. Los Juegos Olímpicos tuvieron lugar en el 776 a. C. En vez de. Wir haben gute Beweise dafür. Wir haben ziemlich gute Beweise dafür, dass das erste Glücksspiel bei den Olympischen Spielen um 775 v. Chr. Stattfand. Sobald sie anfingen, Spiele zu spielen, fing jemand an, darauf zu spielen.

Die Legalität von Sportspielen hat sich im Laufe der Zeit und des Ortes stark verändert. In den USA waren die meisten Formen des Sportspiels bis zum letzten Jahr an den meisten Orten illegal. Der Vorstoß zur Legalisierung gewann 2011 in New Jersey an Fahrt, als die Wähler dort ein unverbindliches Referendum befürworteten. Bald darauf begann der Staat, Sportwetten-Lizenzen an Casinos zu vergeben. Aber die Pro-Sport-Ligen und die N.C.A.A. verklagt und gewonnen, und die Sportwetten wurden geschlossen. Was folgte, war eine Reihe von geschickt konstruierten Klagen, die es bis zum Obersten Gerichtshof schaffen sollten. Der Fall, der endlich den Trick tat, war Murphy gegen National Collegiate Athletic Association. Die Richter stimmten mit 6: 3 dafür, das Bundesgesetz von 1992 gegen das Glücksspiel niederzuschlagen.

MATHESON: Vor dieser Entscheidung hatte der Kongress erklärt, dass es für einen Staat illegal sei, das Glücksspiel zu legalisieren.

Warte was?

MATHESON: Also, ich weiß, das ist ein bisschen doof, aber der Kongress sagte erneut, es sei illegal für Staaten, das Glücksspiel zu legalisieren, es sei denn, diese Staaten hätten sich bereits daran beteiligt. In der Entscheidung des Obersten Gerichtshofs heißt es, dass das Glücksspiel nicht legalisiert wurde, es jedoch für die Bundesregierung illegal war, Staaten die Legalisierung zu verbieten. Das ist ein bisschen schwieriger, hier den Verstand zu finden, aber es bedeutet nicht plötzlich, dass überall alles legal ist. Aber es bedeutet, dass Staaten es jetzt legalisieren dürfen, wenn sie wollen.

Bis heute sind Sportwetten in mehreren Staaten völlig legal und funktionsfähig, andere haben bereits Gesetze verabschiedet. Nur eine Handvoll Staaten sagen, dass sie keine Form der Legalisierung in Betracht ziehen – was bedeutet, dass die meisten Staaten wahrscheinlich legalisieren werden. Was regt all diese Staaten dazu an, sich dem Glücksspiel zu widmen? Denken Sie daran, dass Regierungen im Laufe der Geschichte argumentiert haben, dass eine bestimmte Aktivität moralisch oder auf andere Weise verwerflich ist, bis sie entscheiden, dass dies möglicherweise nicht oder zumindest nicht so verwerflich ist, dass eine neue Einnahmequelle nicht dazu führen kann, dass sie sich besser anfühlt.

MATHESON: Staaten sind glücklich, gegen Glücksspiel zu argumentieren, wenn es in ihrem besten Interesse ist, und sie sind glücklich, für Glücksspiel zu argumentieren, wenn sie einen großen Teil des Geldes bekommen können.

DUBNER: Da einige Staaten das Glücksspiel vor anderen legalisieren, jeder nach seinem eigenen Zeitplan, abhängig von einer Reihe von Faktoren und Verhandlungen, die mit staatlichen Gesetzgebern und Glücksspielern zu tun haben, usw. Welche Möglichkeiten bietet diese gestaffelte Einführung für Ökonomen wie Sie? die Auswirkungen legalisierten Glücksspiels untersuchen?

MATHESON: Dies ist ein Traum für Ökonomen. Wir brauchen etwas, um einen Ort einzuschalten und dann einen anderen Ort auszuschalten und die beiden zu vergleichen. Das wird also wirklich interessant sein. Und es wird in vielerlei Hinsicht interessant sein, wie zum Beispiel: Steigert die Einführung des Sportspiels tatsächlich die Gesamtzahl des Glücksspiels in einem Staat? Oder führt dies nur dazu, dass die Leute nicht mehr ins Casino gehen und keine Lottoscheine mehr kaufen und auf die N.F.L. stattdessen? Und das ist eine echte Frage. Wenn Sie versuchen, Einnahmen für den Staat zu erzielen, hilft es Ihnen tatsächlich, wenn Leute auf der NB spielen, aber keine Lottoscheine kaufen?

ROBINS: Die Steuern werden immer als Teil der Gesetzgebung ermittelt, da in vielen Fällen der Hauptgrund für die Verabschiedung die Steuern sind.

Wieder Jason Robins, der C.E.O. von DraftKings.

ROBINS: Die meisten von ihnen waren entweder im hohen einstelligen oder im niedrigen zweistelligen Bereich.

In New Jersey, the state takes an 8.5 percent cut for sports gambling in casinos, and 13 percent for online bets.

ROBINS: But the states do need to be careful they don’t tax it too much.

He may be saying this out of self-interest, of course, but also keeping in mind competition from existing black-market gambling outlets.

ROBINS: Because if you have to pass — and you will, if you’re going to exist and survive as a business — if you have to pass some of that off to the consumer, well, those are taxes that aren’t being paid by the offshores, and they’re just going to create a better value proposition, better pricing.

What is the optimal level of sports-gambling taxation? How is widespread gambling going to affect sports leagues, athletes, the average bettor — and society as a whole? Because legalized sports betting in the U.S. is so new, and moving so fast, there are all sorts of questions like these that will be hard to answer for a while. So, economists like Victor Matheson have been looking at data from other places, like the U.K.

MATHESON: If we’re anything like the Brits, the average American in the course of a year would end up making over $1,000 worth of bets on sports. And we know that’s true because we actually have the receipts. These are all legal bets being made through a huge network of local betting shops. Plus they’re doing much more online nowadays.

DUBNER: How would you describe gambling as a force on society? And I’m not asking you to turn into a philosopher all of a sudden or a legal scholar, but let’s concentrate on the economics of it. Anything from productivity to bankruptcy levels and so on. What does gambling tend to do?

MATHESON: So, there’s definitely some winners and losers from gambling. The winners tend to be the sports leagues themselves, because when people get interested in the sport, more people watch. I mean there’s a reason that the March Madness T.V. contract gets sold for almost a billion dollars.

Ironically, the big losers can also be the sports leagues because again, as soon as you have gambling, you have the potential for corruption, and we’ve seen this historically. The first major gambling scandal in Major League Baseball happened within a year of Major League Baseball forming — that was the Louisville Grays scandal. The precursor of the N.F.L. collapsed in 1908 in large part because of gambling scandals. And of course we know of things like the Black Sox in 1919 throwing the World Series. And if people think sports are fixed, then they don’t want to watch. And so it’s this real balancing act for the leagues. They want people to be interested, but they also want people to think that there’s real fair competition.

DUBNER: I understand you, Victor, used to be an M.L.S. — Major League Soccer — referee for some number of years, yes?

MATHESON: Yes, that is correct.

DUBNER: And were you ever approached by gamblers or the representatives about altering the outcome of a match?

MATHESON: So, I was not. Although very specifically we were encouraged to not even go into a casino. And we were also encouraged to obviously report anything immediately and we were prohibited by contract from engaging in any type of sports gambling. And that would include filling out a March Madness bracket.

Historically, U.S. sports leagues have been opposed to gambling, at least officially. Today it’s a different story. DraftKings became what’s called an “authorized gaming partner” of Major League Baseball. In the old days, sports leagues stayed as far as they could from Las Vegas, fearful of any association with even legal sports betting. But three years ago, Vegas landed a National Hockey League team, the Golden Knights; and this year, the N.F.L.’s Oakland Raiders became the Las Vegas Raiders. The N.F.L. itself has a partnership with the Caesars Entertainment Corporation; die N.B.A. has a partnership with M.G.M. Resorts.

MATHESON: So, it looks like most of the major sports in the United States have pretty much taken at least a moderately positive stand towards sports gambling. Again, knowing that people will be more interested in their sport if they can gamble on it, and knowing that they don’t have to worry about their athletes being on the take. Because all of our big sports, the average salaries are in the millions of dollars. Not the sort of thing that most athletes are willing to sacrifice in order to earn $10,000 under the table from some black-market bookie. On the other hand, the big loser in this whole thing is for sure the N.C.A.A. Because the N.C.A.A. is absolutely ripe for corruption here.

The N.C.A.A. is, again, the National Collegiate Athletic Association, whose athletes are, essentially, unpaid.

MATHESON: Which means players are a massive target for corruption.

DUBNER: Here’s what the N.C.A.A.’s web page says. “The N.C.A.A. opposes all forms of legal and illegal sports wagering, which has the potential to undermine the integrity of sports contests and jeopardizes the welfare of student athletes and the intercollegiate athletics community.” What is the N.C.A.A. going to do now that sports gambling is legal in many states? They can’t prevent, let’s say, a DraftKings or a casino from allowing betting on their sport, can they?

MATHESON: They cannot.

DUBNER: So, what happens?

MATHESON: This is a real conflict, and I actually agree with everything the N.C.A.A. says there. Gambling certainly does have the possibility to undermine the integrity of sports. And it has particularly the worry to undermine college sports — again, because college athletes are generating huge amounts of money for the N.C.A.A. while not getting paid. The obvious solution is: pay the athletes what they’re worth. But we’re not going to see that anytime soon, so— they’re going to maintain their integrity by policing their athletes rather than, by actually giving them a living wage.

DUBNER: Right. Meaning the more you’re paid, the less incentive you have to throw a game. Or to participate at all, collaborate with gamblers.

MATHESON: Historically, one of the most corrupt sports is cricket. And that’s because until about 20 years ago, the only cricket out there were national team games. So, India playing Pakistan or England playing Australia. The problem is, you didn’t have any free agency, because it’s very hard for an Australian to become an Indian. And so players were stuck on their teams. And because players were stuck on their teams, they didn’t make much money. Even though cricket was wildly popular in places like India. So, here you have a sport where there are literally hundreds of millions of people watching. But the athletes themselves weren’t making any money. That is pretty much the prime recipe for corruption. And again, massive corruption in cricket, both known and suspected.

But guess what — about 10 years ago, they started actually playing some professional club cricket called the I.P.L., the Indian Premier League. And now you actually have cricket players making some decent money. There’s evidence that suggests that the number of suspicious matches in cricket has gone down since cricketers started actually making some real money and have something to lose if they get caught.

ROBINS: So, I mean, this is another area where we’re completely aligned with everyone else.

That, again, is Jason Robins from DraftKings, talking about corruption in sports.

ROBINS: We don’t want to get defrauded either. It costs us money, costs us reputation. It potentially sours people’s views towards the sport’s integrity. It makes them less likely to want to see regulated sports betting in more markets, so we’re 100 percent aligned there. You know, being able to tell right away if there’s irregular activity and report it to the proper authorities, that’s really an important part of the role that we play.

DUBNER: So, let’s say that I bribe the 154th-ranked world men’s tennis player, and all I get him to do is to intentionally double fault on the fourth serve of the sixth game of the third set. And I put 20 grand on that.

ROBINS: So, I mean, that’s an easy one, because you’d be a huge outlier betting 20 grand on a single point that also wasn’t betting that kind of volume on any other points anywhere else in the match, so it would stick out like a sore thumb. And whether we were a black market or a legal regulated book, we would immediately flag that and say we’re not taking that bet. The difference is, we would report it to the authorities.

As sports betting becomes more and more reliant on technology, you have to wonder what sort of an edge there is to be gained by bettors who are more analytically adept. That, you’ll remember, was the case with fantasy-sports bettors. I asked Victor Matheson if sports gambling will be dominated by the team of quants that builds the best algorithm.

MATHESON: There’s no doubt that big data allows you to engage in all sorts of gambling strategies that look like they have an advantage for you. The problem is most of that turns out to be data mining. It works great looking backwards, but going forwards it doesn’t work. So, that’s No. 1.

No. 2 is that even when you find a strategy that works, you got to keep it under wraps, which is hard. You can’t have these anomalies persist very long before someone figures it out. And then all of a sudden, they get priced in.

DUBNER: Related question then: is the stock market, in your view, a form of gambling?

MATHESON: Absolutely, there’s no question about it. The difference is this: is that historically, yeah, there’s no doubt that betting on the stock market is purely gambling. That being said, it’s a gamble that in the long run pays a positive net return. Gambling on sports has a negative expected return.

DUBNER: Right, but let’s also talk about where the money is going. When I buy a stock, the company indirectly is getting money to fund their operations and research and so on, right?

MATHESON: Correct.

DUBNER: When I make a bet, let’s say, on a sports team, the athletes are not getting any of that. So, that money is being directed to a different set of winners. If you could orchestrate the way the handle was divvied, would you do it differently than it exists now?

MATHESON: Ah, that’s a good question. I hadn’t thought about that before. Ja. The place that the money goes now is — the casino takes what’s called the vig, takes a piece of that money, for facilitating the bet. And the rest goes out as winnings to the side that wins. Anything that the N.C.A.A. or the N.F.L. makes right now is all incidental. The way they benefit is maybe the person who takes out that bet is more likely to tune in to the game or go to the game and therefore that’s how the N.C.A.A. gets the money. Mind you, the N.B.A. and N.F.L. and other pro leagues in the United States have been trying to negotiate with states saying, “Hey, we’re the ones whose product is being bet on. We should get a piece of that bet.” As of this point, I don’t think the leagues have been successful in negotiating any of those yet. But there’s no reason to think they can’t be.

DUBNER: I do like what it’s been called in some cases — they call it an integrity tax.

MATHESON: To be fair, if the N.C.A.A. or other sports have to engage in a lot more compliance and a lot more investigation to keep their athletes honest redirecting some portion of the gambling to those extra expenses might be fair.

DUBNER: On the other hand, Mark Cuban told us that he estimates that legalized sports gambling will basically double the valuation of franchises, which has nothing to do with the money flowing directly from the gamblers themselves, right?

MATHESON: That’s exactly right. If you’re going to say that pro-sports leagues should get money from the casinos for the extra costs, then it would also be exactly fair that the N.B.A. should have to pay casinos for the extra benefits. And I don’t think the leagues have been saying that.

DUBNER: So, in your view, does the oncoming legalization of sports gambling in states across the U.S. — especially very accessible gambling via, let’s say, a phone app — does that spike demand for sports gambling, and to what degree?

MATHESON: There is reason to believe that sports gamblers are different than all gamblers. In that legalizing sports gambling actually brings new people into the gambling realm who wouldn’t otherwise be buying lottery tickets or playing craps or playing the one-armed bandit in the casinos.

DUBNER: Is spending on sports gambling regressive?

MATHESON: I don’t think we have nearly enough data to answer that question. We certainly know that gambling on, for example, lottery tickets — highly regressive, especially scratch-off tickets. Super regressive. We do know that gambling is associated with lots of bad social effects. We know that introduction of state lotteries and casinos into neighborhoods increases crime. It increases bankruptcy. A huge portion of consumer bankruptcies involve at least some amount of gambling that occurs.

And there’s reason to believe that sports gambling puts a particular group at specific risk. Think of all those sports fans who say, ‘“You know, I would never buy a lottery ticket. That’s just luck. But I know everything about sports. I should be able to win this.” Und rate was? You can’t beat the casino. These amateurs who think they’re experts don’t stand a chance, but do stand a chance of really getting sucked in. And the question is how quickly can they extricate themselves and realize that, “Yeah, I’m actually not any good at this.”

DUBNER: So, that sounds potentially pretty bad, at least for the subset of people who are potential problem gamblers. Again, I realize you’re an economist, not a political scientist, not a politician, not a theologian. But are you concerned that the fairly rapid legalization of sports gambling in the U.S. is going to lead to pretty significant downsides, at least for a certain portion of the population?

MATHESON: Yes. So, I’m a college professor, so I’m concerned about my students. And the data looks like this: about 75 percent of all college students report having gambled in the previous year. About 6 percent of college students report having a severe gambling disorder resulting in psychological difficulties, unmanageable debt, failing grades, all these bad things. Male students are even more likely to have gambled and they report more problems with gambling more money and having gambling problems. And compared to students without gambling problems, these students are also more likely to use tobacco, to drink heavily, to binge-drink, smoke marijuana, use other illegal drugs, drive under the influence, have a low G.P.A. We shouldn’t at all pretend that gambling is completely victimless.

According to the National Council on Problem Gambling, the rate of problem gambling in the U.S. is about 1 percent. How does this compare to other countries?

MATHESON: There is not a uniform reporting of gambling across places. For example, at least officially, the numbers in the United States are something like 10 times higher than the numbers in Germany. Now the question is, is that because all Germans are very rational people who would never get themselves involved in this? Or do the Germans just have a much different definition of what you mean by problem gambling?

DUBNER: How much would you say that the median sports gambler operates on logic and all its manifestations versus emotion?

MATHESON: We know that they operate a ton on emotion. We talk about casinos balancing the books so that they make money either way. But casinos also do a pretty good job of following the dumb money.

DUBNER: So, Victor, you’ve told us about all the ways in which sports bettors are illogical and emotional and overconfident. So, let’s say I’m all of those, but I still want to bet, and I want to increase my chances a little bit. Do you have any advice for how to be a less terrible gambler?

MATHESON: Yeah, actually the one sports gamble that we know has a long-run payoff is actually betting on the horse races and betting heavy favorites to show. So, what that means is you’re taking a horse that everyone thinks is going to win the race, and you bet on them to at least come in no worse than third. It turns out that is a winning bet, dollar-wise.

DUBNER: That is so boring.

MATHESON: It is literally the most boring way to watch a horse race in the history of horse racing. But it makes money. It’s a gambling strategy only an economist could love.

One obvious place to look for parallel insights into the legalization of sports gambling is the recent legalization or decriminalization of marijuana in many states. Some people argue that as marijuana is made more widely legal, that a firm like Pfizer will move in and dominate the medicinal market, while a firm like Anheuser-Busch might dominate the recreational market. I asked Jason Robins of DraftKings if he anticipates that sort of top-down power play as sports betting becomes more common.

ROBINS: You know, that’s not something we want — we’d like to build a big independent company. And what’s interesting about our space is that because of the regulatory aspects of it and because it’s state by state, it’s not going to be, all at once, this huge opportunity. The opportunity could take several years to get bigger and bigger. But I think you might see where some of the bigger companies are, like, “There’s a lot of regulatory stuff we’ve got to deal with.” So, that gives us a window, but that window is not open forever.

When we interviewed Jason Robins last year, DraftKings was still a privately held company, with a likely valuation in the single-digit billions. Robins didn’t sound like he was in any hurry to cash out.

ROBINS: I mean, we are growing really quickly now, and I think the opportunity we’re going after is one that has the potential to build a — people may not believe me now, but we’ll see in a few years. I think there could be a $100-billion-plus company built in this space. So, we’re going after that kind of size opportunity.

But in April of this year, DraftKings went public, at a market capitalization of around $6 billion. Since then? It has nearly doubled. Like a variety of other companies and sectors that have benefited from the pandemic shutdown, DraftKings and sports betting generally are flourishing even more than you would have predicted just a year ago. The first game in this year’s truncated Major League Baseball season, between the New York Yankees and the Washington Nationals, attracted the most bets for a baseball game in DraftKings’ sportsbook history.

GETHERS: I’m glad you already interviewed somebody else who’s made money off this thing.

That, again, is Peter Gethers, who helped get the fantasy-sports juggernaut rolling, back in the 1980s, with the Rotisserie Baseball League. For this, he told me, he’d love to get his own billions of dollars someday. I asked where he expected those billions to come from.

GETHERS: Yeah, I don’t. That’s the problem.

DUBNER: Yeah.

GETHERS: Unless he wants to give me some.

DUBNER: What do you think would be an appropriate dowry?

GETHERS: A hundred bucks.

DUBNER: How many members were there of the original Rotisserie League?

GETHERS: Originally 12.

DUBNER: So, you’re saying for $1,200, Jason Robins could basically make all of you happy?

GETHERS: Well, it’s more than we’ve made up until now.

*     *     *

Freakonomics Radio is produced by Stitcher and Dubner Productions. This episode was produced by Zack Lapinski. Our staff also includes Alison Craiglow, Matt Hickey, Greg Rippin, Corinne Wallace, Mary Diduchy Daphne Chen. Our intern is Emma Tyrrell. Our theme song is “Mr. Fortune,” by the Hitchhikers; all the other music was composed by Luis Guerra. You can subscribe to Freakonomics Radio auf Apple Podcasts, Stitcher, oder wherever you get your podcasts.

Here’s where you can learn more about the people and ideas in this episode:

SOURCES

RESOURCES

EXTRAS

Sending
User Review
0 (0 votes)